lunes, 29 de diciembre de 2014

Dios cumple su pacto de bendición - Toda la Biblia en un año - John Stott


Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo.

                                                                             Gálatas 4.4

Cuando Adán y Eva pecaron, la humanidad y la Tierra quedaron bajo el dominio de Satanás y sufrieron las consecuencias de su rebeldía. De inmediato, Dios anunció su intención de salvar a los pecadores (Génesis 3.15). 

A lo largo del Antiguo Testamento vemos crecer la expectativa de la llegada del Mesías, el Salvador. Finalmente la promesa se cumplió cuando vino Jesús, el Hijo de Dios, quien cargó sobre sí nuestros pecados en la cruz y derrotó para siempre al diablo mediante su muerte y resurrección. Él llevó sobre sí la maldición del pecado para que nosotros pudiéramos heredar la bendición.

El Mesías había sido anunciado como Profeta, Sacerdote, Rey, y como Hijo del hombre con toda autoridad. ‘Su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido’ (Daniel 7.14). Su gobierno será un reino de justicia y de paz ‘de mar a mar, y ... hasta los fines de la tierra’ Zacarías 9.10).

Pero el Hijo del hombre sería también el Siervo sufriente anunciado por Isaías, dispuesto a ser siervo de todos y a dar su vida para el rescate de muchos. Solo después de haber completado su obra en la cruz, Jesucristo se sentó a la diestra
del Padre (Hebreos 10.12), recibió autoridad y poder sobre todo lo creado, y fue designado cabeza de la Iglesia, que es el nuevo pueblo y familia de Dios (Efesios 1.22–23; 2.19).

La promesa de Dios de bendecir al mundo por medio de Abraham comenzó con la formación del pueblo de Israel, de donde nació el Salvador. Esa promesa se habrá cumplido plenamente cuando, por el testimonio y la misión de la Iglesia
de Cristo en todo el mundo, se haya reunido a los redimidos de cada nación y lengua, y sean tan numerosos como las estrellas en el cielo y el polvo de la tierra.
Y entonces, cuando Dios lo decida, vendrá el juicio final, y la creación de nuevo cielo y nueva tierra donde no habrá enfermedad, ni dolor, ni muerte, ni lágrimas (Apocalipsis 21.4).

Este plan de Dios de reconciliarnos consigo mediante la muerte de Cristo (Colosenses 1.20), está disponible para quienes decidan reconocer la necesidad de recibir perdón mediante el arrepentimiento y la confesión, y descansar sólo en la gracia y el poder de Dios. La garantía de una vida nueva y eterna, transformada día a día a la semejanza de Cristo, proviene de la realidad de que Dios viene a vivir en sus hijos por medio de su Espíritu Santo.

Ese es el propósito eterno de Dios. Ese es el mensaje de la Biblia. Esta es la verdad que la Iglesia debe anunciar, enseñar y practicar.


Seguí leyendo en


viernes, 26 de diciembre de 2014

La plenitud de los tiempos - Toda la Biblia en un año - John Stott


Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo.

                                               Gálatas 4.4


¿Por qué tuvo lugar la encarnación en ese momento, probablemente según los cálculos en el año 5 a. C., alrededor de un año antes de la muerte de Herodes el Grande, ocurrida en el 4 a. C.? 

Habían pasado unos dos mil años desde que Dios llamó a Abraham y prometió que a través de su familia bendeciría a todas las familias de la tierra. ¿Por qué, entonces, pasó tanto tiempo entre la promesa y su cumplimiento? Pablo declara que Dios envió a su Hijo ‘cuando vino el cumplimiento del tiempo’ (Gálatas 4.4), pero no da ningún indicio sobre la manera en que estableció el momento elegido.

Se han hecho muchas especulaciones, en especial con respecto a la situación socio política del momento, y seguramente varias circunstancias eran favorables para la pronta dispersión y la buena recepción del evangelio.

- Primero, la paz romana regía en el imperio. Las legiones estaban por doquier, controlando la paz y protegiendo a los viajeros de los bandidos en tierra y de los piratas en el mar. 

- Segundo, el griego era el idioma común en el imperio, y fue de inmensa ayuda para el evangelismo el hecho de que estuviera disponible la Septuaginta (el Antiguo Testamento en griego).

- Tercero, el hambre espiritual se había extendido. Los viejos dioses de Roma habían perdido su atractivo. Las religiones de misterio ofrecían una especie de regeneración personal, pero eran más una evidencia de esos anhelos espirituales que su satisfacción. Y estaban también los así llamados temerosos de Dios en el borde de la sinagoga, quienes se sentían atraídos por el monoteísmo judío y por sus elevadas pautas morales.

Con ellos Pablo pudo compartir el evangelio, de modo que durante un lapso de apenas diez años (48–57 d. C.) Pablo pudo ver a la Iglesia ya establecida en las cuatro provincias romanas de Galacia, Macedonia, Acaya y Asia. Así, declaró: ‘de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo’ (Romanos 15.19).

De muchas maneras, el tiempo estaba maduro para la evangelización mundial.


Para continuar leyendo: Romanos 15.23–29


jueves, 25 de diciembre de 2014

Los pastores - Toda la Biblia en un año - John Stott

Había pastores en la misma región … he aquí, se les presentó un ángel del Señor. Pero el ángel les dijo: os doy nuevas que os ha nacido hoy un Salvador, que es CRISTO el Señor. 
                                          Lucas 2.8–11

Los pastores tenían hasta entonces mala reputación en Israel; se los consideraba deshonestos y poco confiables. Sin embargo fue a ellos a quienes Dios eligió anunciar la más estupenda y mejor noticia que el mundo jamás había escuchado, es decir, que había nacido el Mesías tanto tiempo esperado. 
¿Cómo reaccionaron ellos?

- Primero, fueron a Belén para ver por sí mismos. Su reacción no fue de credulidad ni de incredulidad, sino una actitud mental abierta, dispuestos a investigar sin prejuicios. Por eso ‘Vinieron, pues, apresuradamente’ (v. 16), y encontraron lo
que estaban buscando. Por cierto, ‘el que busca, halla’ (Mateo 7.8).

- Segundo, una vez que vieron a Jesús, ‘dieron a conocer’ lo que habían visto y oído (v. 17). No podían guardarse la buena noticia para sí mismos. Querían que todo el mundo lo supiera.

- Tercero, ‘volvieron ... glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto’ (v. 20). En otras palabras, expresaron su experiencia tanto en adoración como en testimonio. Pero lo primero que leemos es que ‘volvieron’.

No pasaron el resto de su vida en el establo ni merodeando la posada. Más bien, volvieron a los campos y a las ovejas, a sus casas, a sus esposas, a sus hijos. Pero aunque sus trabajos y sus hogares eran los mismos, ellos ya no lo eran. Eran personas nuevas en una situación vieja. Habían sido transformados al ver a Jesús. 

En su corazón había un espíritu de asombro y de adoración. Descubrir a Jesucristo sigue siendo una experiencia transformadora. Añade una nueva dimensión a nuestra vida anterior. Como suele decir Billy Graham: ‘pone nueva luz en nuestros ojos y nuevo ritmo a nuestro andar’.


Para continuar leyendo: Lucas 2.8–20


miércoles, 24 de diciembre de 2014

Belén - Toda la Biblia en un año - John Stott

Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó
en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón. 
                                       Lucas 2.7

Lucas es quien nos relata las circunstancias que rodean al nacimiento de Jesús y por qué el hijo de David (Jesús) fue a nacer en la ciudad de David (Belén). Pone énfasis en dos detalles particulares: un decreto de Augusto, el famoso emperador de Roma, y el comportamiento del anónimo posadero de Belén. 

El emperador y el posadero fueron ambos, aunque de manera diferente y sin ser conscientes de ello, instrumentos del propósito providencial de Dios. Por un lado, Augusto, quien reinó en el imperio entre el 30 a. C. hasta el 14 d. C., emitió un edicto de que debía tomarse un censo de toda la población y que cada persona debía ir a su lugar de origen para ser registrada allí. El censo se hacía, seguramente, con intenciones impositivas. En consecuencia, José y María viajaron desde Nazaret a Belén. Hubiera sido inusual e innecesario que María
acompañara a José, pero probablemente había resuelto no dejarla sola debido a lo avanzado de su embarazo. Por otro lado, sin duda aliviados de que al fin habían terminado la larga travesía, José y María deben haberse sentido anonadados cuando el posadero de Belén les dijo que no tenía lugar para ellos, excepto en lo que parece haber sido un establo.

Cuando nació el bebé de María, ella lo colocó en un pesebre, es decir, en el comedero para los animales. Este hecho fue simbólico del rechazo que experimentaría más tarde Jesús. 
De esta manera, el emperador y el posadero jugaron ambos sin saberlo su papel en el plan de Dios. El edicto del emperador llevó a José y María a Belén en cumplimiento de la profecía (Miqueas 5.2; Mateo 2.5–6). Y el hecho de que la aldea estuviera súper poblada aseguró que el Salvador del mundo naciera, apropiadamente, no en un palacio sino en un establo, no rodeado de esplendor sino en la penumbra y la pobreza.


Para continuar leyendo: Lucas 2.1–7


martes, 23 de diciembre de 2014

La sumisión de María - Toda la Biblia en un año - John Stott


He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra.
                                        Lucas 1.38

‘El primero y el menos discutible de los hechos en torno al nacimiento de Jesús’, escribió el obispo A. T. Robinson, ‘es que ocurrió fuera del matrimonio. No hay ninguna evidencia en absoluto de que Jesús fuera el hijo legítimo de José y María.

La única alternativa que se nos presenta es entre un nacimiento virginal y un nacimiento ilegítimo’. Los rumores sobre la posible ilegitimidad de Jesús se dispersaban durante su ministerio público con la intención de desacreditarlo. Por ejemplo, cuando afirmó que ciertos judíos incrédulos no eran hijos de Abraham, ellos rebatieron: ‘nosotros no somos nacidos de fornicación’, que suena como insinuación de que él sí lo era (Juan 8.41). Estos rumores persistieron hasta mucho después de su muerte.

En el Talmud judío se volvieron explícitos. ¿ Cómo hubieran podido surgir estas indirectas y calumnias a menos que se hubiera sabido que María ya estaba embarazada cuando José se casó con ella? Aunque el chisme haya sido desagradable, es una evidencia que corrobora su nacimiento virginal.

La reacción de María al anuncio angelical recibe nuestra admiración inmediata:
‘He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra’ (v. 38). 
Una vez que le han explicado el propósito y el método de Dios, la joven no se opuso. Estaba totalmente a disposición de él. Expresó su completa voluntad de ser la madre virgen del Hijo de Dios. Por supuesto, esto representaba un enorme privilegio: ‘Porque me ha hecho grandes cosas el Poderoso’, dijo (v. 49). Sin embargo, era también una responsabilidad imponente y costosa. Implicaba estar dispuesta a quedar embarazada antes de casarse, y a exponerse de esa manera a la vergüenza y al sufrimiento de que pensaran que era una mujer inmoral.

Veo la humildad y la valentía de María de someterse al nacimiento virginal, en claro contraste con las actitudes de los críticos que lo niegan. María rindió su reputación a la voluntad del Padre. En nuestro caso, lo que importa realmente también es que estemos dispuestos a dejar que Dios sea Dios y que haga las cosas a su manera, aun si, como María, corramos el riesgo de perder nuestro buen nombre.


Para continuar leyendo: Lucas 1.34–38


miércoles, 5 de noviembre de 2014

Certeza Argentina presentó tres libros en el Alvear Palace Hotel


La Editorial Certeza Argentina presentó a tres autores con sus libros el martes 4 de noviembre, en uno de los hoteles más distinguidos de la ciudad de Buenos Aires, el Alvear Palace Hotel


Con la conducción de Silvia Rodríguez, gerente de RRPP, fueron presentados  

Miriam Bloise con su libro Enfrenta tus miedos

                         


Viviana Barron de Olivares con El viaje de tu vida 

                  


Gabriel Salcedo con su nuevo libro 
S.O.S. hijos adolescentes cerca.

      


Cada uno habló de las diferentes temáticas que abordan 
en sus obras literarias. Las exposiciones mantuvieron un hilo conductor entre autor y autor, llevando al público
desde el planteo de 
vencer los miedos,crear un proyecto
de vida,
conocerse a sí mismo para abordar problemas existenciales de la adolescencia para finalmente, llegar
a una 
comunicación efectiva 
con los adolescentes. 





El nacimiento virginal - Toda la Biblia en un año - John Stott

El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios. 
                                      Lucas 1.35

Hablar de nacimiento virginal es una expresión desorientadora, porque sugiere que hubo algún aspecto inusual en torno al nacimiento de Jesús, cuando en realidad su nacimiento fue completamente normal
y natural. Lo que fue anormal, 
más bien sobrenatural, fue su concepción, ya que fue concebido por obra del Espíritu Santo, sin la cooperación de un padre humano.

Mateo y Lucas afirman sin ambigüedad que Jesús nació de la virgen María. Además, es evidente que estaban escribiendo en prosa, no en poesía; era historia, no mito. ¿Por qué, entonces, Marcos y Juan no hicieron lo mismo?
Respuesta:

     Porque ambos comienzan su narración con Juan el bautista. Su silencio acerca del nacimiento virginal no significa que no lo creyeran, como su silencio acerca de la infancia de Jesús tampoco significa que pensaran que no la había tenido.
El punto importante es que los únicos dos evangelistas que registran su nacimiento, declaran ambos que nació de una virgen.

Pasemos ahora de la historicidad del nacimiento virginal a su significado. ¿Tiene alguna importancia? Sí. La anunciación del ángel se hizo en dos etapas.

- La primera de ellas (vv. 31–33) enfatizaba la continuidad que el hijo de María tendría con el pasado, porque al llevarlo en su vientre él ocuparía el trono de su padre David. Es decir, heredaría de su madre tanto su humanidad como el título
de su reinado mesiánico. 

- La segunda sección (v. 35) enfatizaba la discontinuidad del niño con el pasado, porque el Espíritu Santo vendría sobre María, y el poder creativo de Dios la cubriría de tal manera que su hijo sería único, sin pecado (‘el Santo Ser’) y el Hijo de Dios.

Así, lo que se le anunció a la virgen María fueron la condición humana y mesiánica, derivados de ella, a la vez que su condición sin pecado y su deidad, derivados del Espíritu Santo. Como consecuencia del nacimiento virginal, Jesucristo fue a la vez el hijo de María y el Hijo de Dios, humano y divino.

Para continuar leyendo: Lucas 1.33–35


martes, 4 de noviembre de 2014

El cántico de María - Toda la Biblia en un año - John Stott

Engrandece mi alma al Señor; y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. Porque ha mirado la bajeza de su sierva. 
                                     Lucas 1.46–48

Desde por lo menos el siglo VI, la Iglesia ha apreciado el cántico de María y lo ha incluido en su liturgia con el título de ‘Magnificat’. Pero esto plantea una pregunta importante.
¿Por qué podemos cantar su canción? Una virgen hebrea elegida 
por Dios para dar a luz al Mesías, el Hijo de Dios, expresa de manera inspirada su maravilla de que hubiera sido tan honrada. ¿Cómo podemos llevar sus palabras a nuestros labios? ¿No es acaso totalmente inapropiado que lo hagamos?
No lo es. A lo largo de los siglos se ha comprendido que la experiencia de María, que en un sentido es absolutamente única, es también la experiencia característica de todos los creyentes cristianos. El mismo Dios que hizo cosas maravillosas por ella también ha derramado su gracia sobre nosotros. María parece haber estado ella misma consciente de esto, porque habiendo comenzado su canción con ‘me’ y ‘mi’ más adelante se mueve hacia las demás personas: ‘Y su misericordia es de generación en generación a los que le temen’ (v. 50). 

Como en el cántico de Ana después del nacimiento de Samuel, también en el cántico de María Dios pone los valores humanos al revés. Hay dos importantes muestras aquí.

- En primer lugar, Dios destrona a los poderosos y exalta a los humildes. Lo hizo con el faraón y con Nabucodonosor, en ambos casos rescatando a Israel del exilio. Lo hace hoy en nuestra experiencia de salvación. Solo cuando nos ponemos de
rodillas junto al publicano penitente, puede Dios exaltarnos mediante su perdón y aceptación.

- En segundo lugar, Dios rechaza a los ricos y alimenta a los hambrientos. María tenía hambre. Sabía, por el Antiguo Testamento, que un día vendría el reino de Dios y estaba anhelando que llegara ese día. El hambre sigue siendo una
condición indispensable para recibir la bendición espiritual, mientras que la autosatisfacción complaciente es el enemigo más grande.

Si queremos heredar las bendiciones de María, debemos mostrar las actitudes de María, especialmente su humildad y su hambre.

Para continuar leyendo: Lucas 1.46–55


lunes, 3 de noviembre de 2014

La Anunciación - Toda la Biblia en un año - John Stott

El ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José.
                                    Lucas 1.26–27

Después de unos cuatrocientos años de silencio y de espera, de pronto Dios rompió el silencio —no por medio de un profeta sino por medio de un ángel—. El anuncio y el nacimiento de Jesús el Mesías, especialmente en la manera en que la historia fue narrada por Mateo y por Lucas, nos impresionan de inmediato por el cambio de atmósfera. Este es el acontecimiento al cual los profetas se han orientado en una variedad de formas.

Las primeras narraciones del Evangelio están profundamente enraizadas en el Antiguo Testamento en el léxico y en la cultura, y además están acompañadas de señales milagrosas. 

El mensaje que Gabriel trajo a Nazaret dejó confundida a María, en parte porque se le anunciaba que iba a ser madre aunque no estaba casada y todavía era virgen, y en parte por la triple descripción superlativa que le dio sobre el hijo que iba a nacer.

- En primer lugar, debía ponerle por nombre Jesús, indicando de esa manera que iba a tener una misión salvadora. 

- Segundo, sería grande, porque recibiría un nombre más elaborado, el de Hijo del Altísimo. María no podría haber entendido lo que nosotros entendemos cuando nombramos a Jesús como Hijo de Dios sino más bien que se trataba del Mesías, ya que el nombre de Hijo de Dios era un título mesiánico reconocido (ver Salmos 2.7–8)

- Tercero, reinaría sobre Israel para siempre. Es más, su reino no tendría fin. Salvador, Hijo y Rey fueron los tres títulos que el ángel le dijo a María que le diera.

No causa asombro que entonces María ‘se turbó’ (v. 29), sintiéndose completamente desconcertada por el anuncio del ángel, y por eso le preguntó qué querían decir sus palabras. He aquí la majestuosa respuesta de Gabriel: ‘[el] Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios … porque nada hay imposible para Dios’ (vv. 35–37).

Esto no tiene por qué resultarnos embarazoso. Sin duda es apropiado que una persona sobrenatural entrara al mundo de una manera sobrenatural. Si creemos en la encarnación, es lógico que también creamos en el nacimiento virginal.
Antes de continuar nuestra reflexión sobre el acontecimiento y el significado del nacimiento virginal, escucharemos el cántico de María.

Para continuar leyendo: Lucas 1.26-32


miércoles, 22 de octubre de 2014

"SOS hijos adolescentes cerca" - Gabriel Salcedo presenta su libro en el Hotel Alvear

‘¿Alguien puede devolverme a mi hija, hijo?’. Es una de las preguntas que los padres se hacen cuando sus hijos comienzan a transitar una de las etapas más importante de la vida: la adolescencia.

Algunos de los desafíos que los padres de hijos adolescentes deberán enfrentar, serán: reactivar la comunicación, establecer nuevos límites en la familia y entender la aparición de algunas cuestiones como las nuevas tecnologías.

"S.O.S .hijos adolescentes cerca" es un libro que brindará a los padres información clara y precisa sobre la adolescencia, junto con herramientas prácticas para que puedan ayudar a sus hijos e hijas en el proceso de convertirse en adultos. 

La añadidura: los padres podrán disfrutar esta etapa en la vida de sus hijos en vez de sufrirla.

Adquiéralo en Librerías Certeza www.certezaonline.com 

lunes, 25 de agosto de 2014

TODA LA COLECCIÓN DE LIBROS DE JOHN STOTT

Dice John Stott en su carta a los lectores que dejó en su libro 
"El discípulo radical"
       Hay algo singular respecto a los libros. Nuestros libros favoritos se vuelven preciosos para nosotros, y desarrollamos con ellos una relación casi personal y afectiva.¿Es del todo fantasioso decir que los tomamos, los acariciamos, y hasta los olemos como señal de nuestra estima y cariño? No me refiero solamente al sentimiento de un autor por lo que ha escrito, sino a todos los lectores y su biblioteca. Por eso los animo a que sigan leyendo y a que alienten a sus parientes y amigos a hacerlo.

Descargá un capítulo gratis aquí

Aprovechá esta promoción en el mes de la Biblia




jueves, 14 de agosto de 2014

Los más buscados - Paolo Lacota

Dios no busca al mejor, busca al que quiere aprender. No busca al que lo tiene todo, busca al que lo ama por sobre todo. El Señor no busca al más grande, sino al que confíe que en sus manos realizará grandes proezas. 
El padre Celestial busca incesantemente a quienes estén dispuestos a avanzar a un nuevo nivel en su relación con él.


Dios busca en el lugar en donde nadie más buscaría: en lo secreto, en lo privado, en la intimidad, allí donde nadie ve... excepto Él. Estos buscados son aquellos que tal vez no conocen mucho acerca de las cosas de Dios, pero sí lo conocen a Él íntimamente y el Señor los conoce a ellos. Dios no esta detrás de un soldado élite experimentado en batallas, sino de alguien que crea que el Señor puede usarlo a pesar de contar con pocos recursos, como David que venció al gigante con tal solo su honda y algunas piedritas en el bolsito.

Este libro esta recomendado por:
- Emmanuel Espinosa, líder de la banda Rojo, salmista y autor.
- Lilly Goodman, Salmista, autora y conferencista internacional.
- Pr. Emilio Abreu, Ig. Centro Familiar de Adoración - Asunción - Paraguay.
- Sergio Belart, pastor de la Iglesia Cita con la Vida y autor.
- Lucas Leys, presidente de Especialidades Juveniles Internacionales
- Josh Morales, voz líder en Miel San Marcos.

Paolo Lacota, autor de este libro, es una de las voces que Dios ha levantado en este tiempo para impactar e influir el ministerio de jóvenes; formar líderes y héroes entre la nueva generación. Viaja entrenando líderes en los mayores eventos de América Latina, en donde ha compartido su mensaje con miles de adolescentes y jóvenes. Es director de Especialidades juveniles en Paraguay.




viernes, 1 de agosto de 2014

Certeza Argentina en la 6ta. Feria del Libro Cristiano

Los 10 libros más vendidos de la editorial Certeza Argentina en la Feria del Libro Cristiano 2014


Una vez más, nos sorprendió la Feria del Libro Cristiano, con la gran concurrencia de público, autores, editoriales y expositores que asistieron a esta gran fiesta del libro.


 
Damos gracias a Dios por esta bendición para el pueblo de Dios, que se llevó a cabo del 24 al 27 de julio, en Condarco 1440, Ciudad de Buenos Aires.

Estos fueron los 10 libros más vendidos de la Editorial Certeza Argentina:

1.º Dios también elige burros y otras bestias, Adrián Intrieri
2.º Toda la Biblia en un año, John Stott
3.º Principios para el éxito, Daniel González
4.º Dios quiere sanarte de las heridas de la vida, Elba Somoza
5.º ¿Dónde se fue el dinero?, Daniel González
6.º GPS: Encuentra tu vocación, Walter Bongiorno
7.º 12 llaves para alcanzar tus sueños, Daniel González
8.º No seas dinosaurio, Lucas Leys
9.º Sanidad en las relaciones familiares, Elba Somoza
10.º Nuevo Diccionario Bíblico Certeza

Felicitamos a estos autores por ofrecer libros bíblicos, interactivos y escritos para transformar la vida de sus lectores. También agracemos a los autores Daniel González, Elba Somoza y Adrián Intrieri por las charlas ofrecidas durante la feria basadas en sus libros. Hemos sido enriquecidos con conocimiento y sabiduría de parte de Dios. Bendecimos sus vidas y sus ministerios.
 

martes, 17 de junio de 2014

Mujer, entre la carroza y la calabaza de Eve Saint de Jiménez

El dilema de las mujeres actuales es sentirse atrapadas entre roles, responsabilidades, obligaciones... privilegios  y alegrías. Hay momentos de calabaza... y hay momentos de carroza. Y si somos sabias, sabremos elegir lo mejor de cada situación que nos toque vivir.
La historia de Cenicienta, nos cuenta que una mujer joven empobrecida y desafortunada, fue reducida a ser una sirvienta a manos de su madrastra, ante la indiferencia o incapacidad de su padre de protegerla. 
Pero en su corazón había un anhelo de algo más, así como en cada mujer hay sueños y deseos. Podemos vivir con la queja y el resentimiento de la tarea que nos toca como mujeres o podemos elegir una sonrisa ante cada desafío que vivimos.    
Es fundamental entender quiénes somos como mujeres para comprender lo precioso que es nuestro desafío como hijas de Dios, madres, suegras, abuelas, compañeras de trabajo, amigas, etc.
La mujer equilibrada no sufre el Síndrome de Cenicienta, aunque sea una Cenicienta. Ella sabe que su valor no depende de lo externo, sino de su fortaleza interior. Es fuerte, pero no atropellada; es dulce, pero a la vez firme; tiene opinión, pero respeta la opinión de los demás; tiene proyectos propios, pero a la vez está atenta a su familia y relaciones.

Siga leyendo: http://www.certezaargentina.com.ar/libroSolo.php?idLibro=244
www.certezaonline.com 

miércoles, 11 de junio de 2014

John White


John White nació en Inglaterra, en 1924.
Se graduó como médico, y durante varios años trabajó como misionero en Latinoamérica. También se desempeñó como secretario general de la Comunidad Internacional de Estudiantes Evangélicos entre 1958 y 1964.
Desde 1965 se radicó con su esposa Lauie y sus hijos en Canadá, donde ejerció la psiquiatría y fue profesor en la Universidad de Manitoba. Además de llevar a cabo un fructífero ministerio pastoral en la Comunidad Cristiana de La Viña. Fue conferencista y autor de más de 25 libros. 

Hoy contamos con la calidad y singularidad de sus obras 
que nos siguen alimentando y orientando. VER

En su libro "La Lucha" nos dice: "Comience recordando que él lo busca y anhela hablar con usted. Si se siente atontado apenas se levanta, vístase y lávese antes de tener su ‘momento devocional’. Si todavía se siente desinflado como gaseosa tibia, no se aflija. Simplemente comience agradeciendo a Dios, porque, sea que lo sienta o no, usted sabe que él lo ha estado esperando. Luego instruya a su alma repetidas veces, como lo hacía el salmista: ‘En Dios solamente reposa mi alma, porque de él viene mi esperanza’ (Salmo 62.5)."

http://www.certezaargentina.com.ar/libroPorAutor.php?idAutor=89&autor=White%20John



lunes, 9 de junio de 2014

Padres que sufren por hijos adolescentes - John White


El refrán habla de "echar aceite sobre aguas turbulentas". La metáfora proviene de la curiosa manera en que el aceite calma las olas al modificar la tensión superficial del agua y reducir los efectos del viento. Las operaciones de rescate de los barcos que han naufragado a menudo se hacen más fáciles y seguras si se derrama aceite sobre el mar que los rodea. 

Ser una fuente de paz es ser como el aceite sobre las olas. No significa desarrollar una técnica para sedar a la familia. Hacerlo así es seguir haciendo el rol de diplomático, que es lo que estoy sugiriendo que debemos superar. Ser como el aceite requiere algo más que decir palabras buenas o adoptar posturas facilitadoras. Significa gozar uno mismo de paz, una paz que debe surgir de su propia experiencia. 
Seguramente conoce personas que parecen contagiar la paz a su alrededor. 

La tensión se disuelve cuando entran en una habitación. De pronto las preocupaciones que nos hacían temblar o mordernos las uñas resultan triviales. El sol parece salir cuando esa gente empieza a hablar. La pregunta que debemos hacernos no es: ¿Como lo hacen?. No es lo que "hacen" lo que interesa sino lo que "son". Ellos están en paz. Y porque están en paz pueden ser fuentes de paz para otros. Percibimos su paz interior y nos sentimos agradecidos y restaurados. Ser una fuente de paz significa estar en paz con uno mismo de manera de no ser conmovido por las tormentas. Entonces usted irradiará paz hacia las personas que lo rodean. 

Cuando usted está perturbado, irritado, airado, no puede contribuir a que otros sientan paz. Pero cuando su espíritu está en calma y tranquilo, al intervenir en una riña su serenidad dará seguridad a los demás, y disminuirá su resentimiento. Ser fuente de paz en la familia es aceptar el hecho de que el conflicto puede surgir, pero que eso no significa que usted ha fracasado como padre. 
Ser fuente de paz significa tener la capacidad de reconocer rasgos y conductas molestas en otros miembros de la familia sin sentirse interiormente perturbado. Significa tener expectativas realistas respecto a los niños en diferentes etapas de su desarrollo...

Para más detalles del libro

Otros libros de John White
 


John White nació en Inglaterra, en 1924. 
Se graduó como médico, y durante varios años trabajó como misionero en Latinoamérica. 
También se desempeñó como secretario general de la Comunidad Internacional de Estudiantes Evangélicos entre 1958 y 1964. Desde 1965 se radicó con su esposa Lauie y sus hijos en Canadá, donde ejerció la psiquiatría y fue profesor en la Universidad de Manitoba. Además de llevar a cabo un fructífero ministerio pastoral en la Comunidad Cristiana de La Viña fue conferencista y autor de más de 25 libros.